Mini

Rubén Gutiérrez brilló con luz propia en las dos pruebas que disputó en Gerona y en Ávila durante el fin de semana

Buenos resultados del nadador onubense en el Campeonato de España de Aguas Abiertas y la Travesía del Valle de Iruelas.

Rubén Gutiérrez sigue su frenético ritmo de competiciones.
Rubén Gutiérrez sigue su frenético ritmo de competiciones.

S. D. Muy buenos resultados ha obtenido el nadador onubense Rubén Gutiérrez en las dos pruebas que ha disputado durante el fin de semana, firmando un trabajado sexto puesto en Máster +40 en el Campeonato de España de Aguas Abiertas y una primera plaza Máster B (40-49 años) en la Travesía del Valle de Iruelas.

El nadador del Club Natación Aqüis sigue con su frenético ritmo de competiciones de Aguas Abiertas durante los fines de semana de la época estival. Así, junto a la élite de la natación máster Española de Aguas Abiertas, Rubén estuvo presente el sábado en el VII Campeonato de España Máster de Aguas Abiertas, que se celebró por tercer año consecutivo en aguas del Estany de Banyoles (Gerona). Este Campeonato se nadó ‘simultáneamente’ al de Cataluña Máster, lo que no hizo sino aumentar la participación y el nivel de los mismos. El día salió muy desapacible, con temperatura exterior muy fría, en torno a los 12 grados, y con lluvia intermitente, con tormentas ocasionales que obligaron a retrasar algunas pruebas.

Los 200 nadadores Máster tuvieron su salida prevista a las 16:30, organizada de manera escalonada en 6 oleadas separadas 10 minutos cada una de ellas, según los grupos de edad de cada uno. Rubén estuvo encuadrado en la segunda salida, con los Máster +35 y +40, a la postre la prueba más rápida y disputada. El recorrido, con salida y llegada desde dentro del agua, fue de una vuelta al Estany, pasando por el exterior de 6 grandes boyas que lo balizaron.




Rubén realizó una buena salida, por el centro del grupo, evitando el extremo derecho que fue donde se concentraron más nadadores. En el primer ‘frenético’ tramo de 600 metros se fueron formando los grupos de cabeza, donde Rubén fue bastante bien situado, entre los 10 primeros. En este tramo fue difícil seguir una línea de nado, por los continuos choques, golpes y cruces de nadadores. Pero tras girar los casi 300 grados en la primera boya, ya se esclarecieron más las posiciones. En este tramo, Rubén comenzó a sentir problemas de flato, obligándole a aflojar un poco el ritmo, viéndose superado sucesivamente por 4 nadadores. Tras pasar la tercera boya, a mitad de camino a la cuarta, sobre los 1.300 mts. de la prueba comenzó a encontrarse mejor, pero los grupos estaban hechos, y aunque no llevaba muy lejos a los de delante, ya le fue muy difícil darles alcance, con lo que siguió a pies de su compañero, hasta los últimos metros, donde en el sprint final los superó sin dificultades.

Rubén marco un tiempo de 40.06 siendo el sexto clasificado Máster +40, de los 23 nadadores que tomaron la salida en su categoría. Tiempo que fue el 22 mejor parcial de los 169 nadadores máster (chicos y chicas) que finalmente tomaron la salida en los 3 kilómetros.

El onubense logró el triunfo en la categoría Máster B (40-49 años) en la Travesía del Valle de Iruelas.
El onubense logró el triunfo en la categoría Máster B (40-49 años) en la Travesía del Valle de Iruelas.

No satisfecho con esto, saliendo a las 19:30 de Banyoles para conducir durante más de 7 horas, dormir apenas 4 horas y media, y otra hora más de coche por la mañana, Rubén se presentó en la salida de la VI Travesía del Valle de Iruelas, la prueba de referencia en el centro de la península, que para esta edición superó los 400 inscritos. Rubén comenzó los 5.500 mts. del recorrido en el grupo cabecero, para ir cediendo espacio a los primeros, y mantenerse entre los 12 primeros. Llegando a meta como 11º clasificado absoluto y campeón Máster B (40-49 años), con un tiempo de 1 hora, 13 segundos y 20 décimas.

A la llegada a meta, Rubén señaló que se equivocó en los últimos 1.500 mts. ya que siguió a un grupo con el que hizo el último tramo de la prueba, cuando vio que por la derecha se iba su amigo José Arévalo, el que iba a sus pies. Rubén decidió no seguirle, pero José recuperó 1 minuto y 10 décimas por esa ruta, llegando a la meta el sexto.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.