Decomisados 70.198 cupones y 1.070 boletos ‘rascas’ no autorizados en Huelva

La Organización Impulsora de Discapacitados era la promotora de este sorteo ilegal, con el que ejercía también una competencia desleal con la ONCE.

Material retirado.
Material retirado.

Redacción. La Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía ha decomisado un total de 70.198 cupones y 1.070 boletos tipo ‘rascas’ que se pretendía vender de manera no autorizada por parte de la Organización Impulsora de Discapacitados (O.I.D) con sede en la capital onubense.

Con la información obtenida en las numerosas vigilancias que los funcionarios de esta Unidad de Policía han realizado en los últimos meses, se había constatado que en los primeros días de cada mes y utilizando empresas de mensajería con coches de reparto sin logotipos identificativos de su actividad, se recepcionaban numerosos paquetes que contenían los cupones correspondientes para los sorteos.

En la actuación realizada este mes, los funcionarios han intervenido, además de los cupones y boletos para junio y julio, los informes de ventas de la organización con los nombres de los 28 vendedores y el registro de su actividad, el informe de recaudación el registro de deudas y pagos detallados.




Los cupones incautados tenían una imagen similar a los que vende la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE), y utilizaban el sorteo que realiza esta organización para determinar los números premiados cada día.

Los vendedores de boletos de la OID no tienen contrato de trabajo sino que la citada asociación firma con ellos una ‘ficha de compromiso de voluntariado’ que recoge sus condiciones de trabajo, que implica que no estén dados de alta en la Seguridad Social. A través de ese compromiso perciben un porcentaje del precio de cada boleto que venden al público sin que supere el 25% del valor del cupón.




Este tipo de loterías constituye también un fraude fiscal al no pagar las tasas fiscales que tributa el juego, y no garantiza el otorgamiento todos los premios a los números que coincidan con los premiados por la ONCE ya que no existe un control administrativo sobre los números de boletos que se editan y se ponen en curso por la entidad.

Además, ejercen también competencia desleal con la Organización Nacional de Ciegos Españoles ya que distribuyen cupones utilizando su sorteo para determinar los premiados, sin autorización previa de la entidad, sus trabajadores no tienen contrato ni alta en Seguridad Social, no tributan en materia de juego y cabe la posibilidad de que se premien números que no han sido editados en cupones por lo que es la propia OID la ganadora del premio.

La Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva tiene las competencias de policía y de régimen sancionador en materia de juego, siendo uno de sus objetivos evitar la explotación del juego ilegal.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.