El Grupo ‘Platero’ de Madrid conmemora el centenario de la obra ‘Diario de un poeta recién casado’

El acto estuvo presidido por Carmen Hernández Pinzón, sobrina nieta de Juan Ramón JIménez y representante de la comunidad de herederos.

Imagen de la mesa presidencial del acto.
Imagen de la mesa presidencial del acto.

Rosario Paniagua  Fernández / Coordinadora del Grupo Platero de Madrid. En la tarde del 27 de enero, dentro de los actos de la Semana Cultural de Hermandades del Trabajo, tuvo lugar el Homenaje a Juan Ramón Jiménez,  como hemos hecho otros años. En esta ocasión el Grupo Platero de Madrid ha querido rendir homenaje al nobel de Moguer con motivo del primer centenario de la obra Diario de un poeta recién casado de 1916, obra  que marco un hito en el modo de hacer poesía en la historia de la letras hispanas.

Juan Ramón y Zenobia.
Juan Ramón y Zenobia.

El acto estuvo presidido por Carmen Hernández Pinzón, sobrina nieta del poeta y representante de la comunidad de herederos, que siempre apoya todos los eventos del nobel y tiene especial simpatía y consideración por el Grupo Platero de Madrid estando presente en todos los actos que he hemos organizado en la capital, apoyando asimismo los encuentros en otros puntos de la geografía,  a los que el grupo se ha desplazado.

El acto fue presentado por la coordinadora del Grupo Platero de Madrid Rosario Paniagua quien presentó en la mesa la última comunicación sobre la obra.

Otro momento del acto.
Otro momento del acto.

Los distintos componentes del grupo presentaron sus trabajos: Pedro Paniagua, la prosa en Diario,  Javier Maestre, la poesía en Diario,  María Luisa Turell el símbolo del mar en Diario, Rosa María Arroyo paisajes de un viaje interior en Diario, Jorge Sanchez la contemplación en Diario, Tibisay López la mujer en Diario, Rosario Paniagua Algunas conclusiones de Diario.

No faltó la música en el acto.
No faltó la música en el acto.

En la sección de música  Ricky Gary compuso y presentó al piano la obra realizada para el acto Duermevela de Diario. Por su parte Cesar García Rincón nos ofreció tres temas de Diario musicados por él: Amanecer Dichoso, Marina de alcoba y Serenata Espiritual.

El  amplio salón de actos, abarrotado,  y con la presencia en lugar destacado de los sobrinos nietos del poeta que viven en Madrid,  así como de moguereños residentes en la capital,  que se acercaron para estar con nosotros, todo un éxito que se lo debemos al poeta por haber trabajado la belleza/Belleza como él solo supo hacer y transmitir. Todo lo expuesto  y mucho mas es Diario  de cuyo  contenido  mostrado algo, solo algo pues la obra constituye un mar inabarcable, un viaje de ida y vuelta al encuentro con Zenobia, para casarse con ella.  Un viaje externo- internos  que  el poeta nos cuenta como sabe hacerlo. “Escribir poesía es soñar para que otros vean las cosas con ojos infinitos,  soñemos, soñemos… para que todos vean…



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.