El arte urbano de Garrido Barroso deja huella en Huelva

El onubense, autor de cómics e ilustraciones, sorprende ahora con sus intervenciones en espacios públicos. En estos momentos trabaja con Wild Welva en un proyecto común que se podrá ver en las calles de la capital.

Francisco Javier Garrido Barroso, artista onubense. /Foto: Julián Pérez.
Francisco Javier Garrido Barroso, artista onubense. /Foto: Julián Pérez.

Rosa Mora. Temas como la soledad, la muerte, el amor o la alienación son el denominador común de muchos de los trabajos de Garrido Barroso. El onubense, ilustrador y autor de cómics –lleva publicando de forma intermitente desde hace más de 15 años- nos sorprende ahora con sus intervenciones artísticas en espacios públicos de la ciudad. Aunque su nombre ha comenzado recientemente a tomar impulso en círculos más amplios de la sociedad, Garrido Barroso cuenta con el aval de aquellos que han seguido de cerca su trayectoria profesional.

El ilustrador, con formación específica en diseño gráfico, autoedición y fotografía artística, puede presumir de un excelente currículo en el que sobresalen colaboraciones y trabajos en publicaciones internacionales de gran prestigio. Así, el onubense goza del privilegio de haber publicado en revistas americanas junto a autores como Linieres y Matt Madden (2012-2015) ; en ‘Larva’, publicación suramericana de cómics (2012-2015) ; en ‘The end, oh well’, tomo único de varios autores de temática apocalíptica (Nueva York, 2013); en la editorial ‘Infinity groups cómics’; en ‘Saxífono Cómics’ de Rural Press, o en el periódico alternativo sevillano ‘El Topo’.

Primera intervención de Garrido Barroso en un espacio público en Huelva. /Foto: Luis Martínez Conde.
Primera intervención de Garrido Barroso en un espacio público en Huelva. /Foto: Luis Martínez Conde.

De destacar también es el hecho de que Garrido Barroso pasara un periodo de pruebas en 2011 para ‘Marvel‘, reconocida editorial de cómics estadounidense creada en 1939. Trabajos, todos los citados anteriormente, que le han permitido crecer y desarrollarse profesionalmente, y que le llevaron en el año 2011 a la publicación de ‘Solo’, su primer cómic largo en solitario financiado a través de una campaña de crowdfunding.




La carta de presentación de Garrido Barroso en las calles de Huelva fue una página de cómic, una intervención realizada el 21 de agosto que representa una narración de seis viñetas donde se muestra, nos cuenta el onubense, “la evolución de una persona a la cual le están brotando raíces desde la cabeza”. Amigo de artistas urbanos onubenses como Man-o-Matic o Wild Welva, el autor reconoce el gran momento que este movimiento está viviendo en la provincia. “Existe un respaldo y un respeto por parte de la ciudadanía y por parte de los propios autores hacia este movimiento”, nos cuenta. Huelva Buenas Noticias ha conversado con el artista, que nos ha desvelado todos los entresijos de su trayectoria, así como sus retos.

Obra 'Justicia', en la calle Cardenal Cisneros. /Foto:Luis Martínez Conde.
Obra ‘Justicia’, en la calle Cardenal Cisneros. /Foto:Luis Martínez Conde.

– Destaca ahora por sus intervenciones urbanas, pero usted viene del mundo de cómic y la ilustración, ¿no es cierto?
– Sí, la mayoría de mi obra es cómic o ilustración, llevo publicando de forma intermitente en diferentes sitios desde hace más de 15 años.

– Háblenos de sus comienzos, ¿de dónde viene su afición al mundo gráfico?

– Pues se remonta a mi niñez. Como todos los niños estaba interesado en los dibujos animados y los juguetes de la época de los 80-90. Todas esas series tipo ‘Heman and the Master of the Universe’, ‘Bola de Dragón’, ‘Transformes’ o ‘Caballeros del Zodicao’, todas me fascinaban tanto que después de verlas quería dibujarlas. Además en mi familia había tradición sobre ello, mi abuelo y mi padre acumulan cuadernos llenos de unos dibujos que me parecían increíbles.




Obra 'Teléfono', en plaza Quintero Báez./ Foto:  Luis Martínez Conde.
Obra ‘Teléfono’, en plaza Quintero Báez./ Foto: Luis Martínez Conde.

– ¿Cuáles han sido sus principales satisfacciones profesionales hasta el momento?
– No sabría decir si la principal, pero una gran satisfacción para mi es cuando alguien que admiras, viene y te cuenta cuánto le gusta lo que haces. Luego, concretando, me siento bastante orgulloso de haber publicado en 2012 ‘Solo’,mi primer cómic largo en solitario financiado a través de una campaña de crowdfunding.

– ¿Y el trabajo más complejo al que se haya enfrentado?
– Para mi el cómic en general es el trabajo más complejo, más cuando se trata de obras largas. Sacar de tu cabeza toda esa estructura narrativa, esa congruencia estilística e invertir tanto tiempo en una sola obra me parece agotador y complejo. Por eso admiro tanto a los autores de cómic y tengo ejemplos muy cercanos de ello como el del onubense Antonio Hitos. Aunque ahora esto del arte urbano tampoco es fácil, conlleva bastante trabajo previo y de campo, pero tengo detrás personas que me facilitan mucho la labor.

– ¿Cuándo y por qué decide “dar el salto” del papel a la ciudad?
– Esto de sacar mi obra a la calle es algo que venía diciéndome mi entorno más cercano, y algo a lo que yo daba vueltas desde hace un tiempo. La decisión vino de mano de una amiga que me animó a ello, y que actualmente me ayuda mucho, Rocío Fernández. Y además, innegablemente, al movimiento de arte urbano que vive la cuidad actualmente.

Obra 'Niño Manta, en  rotonda Avenida Adolfo Suárez. /Foto:  Luis Martínez Conde.
Obra ‘Niño Manta, en rotonda Avenida Adolfo Suárez. /Foto: Luis Martínez Conde.

– En Huelva, ¿con qué obra “se estrenó” en la calle?
– Con una página de cómic, una narración de seis viñetas, perteneciente a un cómic más largo donde se muestra la evolución de una persona a la cual le están brotando raíces desde la cabeza.

– ¿Primero decide el lugar y después el motivo, o viceversa?
– Depende, por ahora suele ser primero el motivo y luego un buen lugar para que se vea, pero no me cierro a cambiarlo si veo un sitio que me pida una obra concreta.

– ¿Qué técnica emplea?
– Suele ser mixta y varía de unas obras a otras a veces. Primero suelo hacer un boceto de la idea que me haya surgido, luego me dispongo a pasarla a limpio en el ordenador y darle el acabado final: grosores, acabados de línea, colores etcétera. Una vez listo el dibujo lo preparo para la impresión, le doy el tamaño adecuado y si es preciso lo divido en trozos más pequeños para facilitar la pegada. Una vez tengo el papel o papeles impresos preparo el resto de materiales de pegada, pegamentos, brochas, barniz… Después de eso voy al lugar que previamente he decidido que es en el que voy a poner la obra, lo limpio y pego el dibujo.

Obra 'Brazo', en vía paisajista. /Foto: Luis Martínez Conde.
Obra ‘Brazo’, en vía paisajista. /Foto: Luis Martínez Conde.

– ¿Tienen sus obras algún nexo en común? ¿Alguna seña de identidad que identifique su trabajo?
– Creo que sí, más por temática que por estilo visual. Mis dibujos suelen tocar siempre temas como la soledad, la muerte, el amor, la alienación, etcétera. Creo que una seña de identidad de la que me siento orgulloso es la intimidad que desprenden.

– ¿Qué le motiva a crear?
– No sabría decirlo, es algo que llevo haciendo desde siempre y no me planteo ni los motivos ni dejar de hacerlo.

– ¿Qué reacciones busca provocar?
– Busco que el espectador se vea reflejado de alguna forma, que crea que lo que ve le es familiar. Como dije antes, busco un punto de intimidad en común con el espectador.

– ¿Cómo lleva las críticas?
– Depende, depende de quién las haga y de la forma en la que las haga, pero en general me siento bastante seguro sobre mis obras. Lo que no soporto son esas críticas invasivas que provienen de gustos personales y lo que en realidad pretenden es cambiar el sentido en sí de las obras.

Obra 'Súper', en la calle San José. /Foto: Luis Martínez Conde.
Obra ‘Súper’, en la calle San José. /Foto: Luis Martínez Conde.

– ¿Alguna que recuerde especialmente?
– Recuerdo especialmente las criticas de personas a las que les incomoda mi obra por su temática. Me resulta siempre curioso ese juego de sensibilidades, esas barreras sentimentales, estéticas o de buen gusto autoimpuestas.

– ¿Qué artistas han marcado su obra?
– En su mayoría autores de cómic, Anders Nilsen, Daniel Clowes, Chris Ware, etc. Por otro lado pintores como Edward Hopper o novelistas como Chuck Palahniuk. Y finalmente todo el círculo más cercano de artistas que me rodean por Huelva como Javier Map o colectivos artísticos a los que pertenezco como “El cartel”.

– Es usted contemporáneo a artistas urbanos como Man-o-Matic o Wild Welva ¿os conocéis entre vosotros?
– Nos conocemos los tres, de hecho somos amigos y fueron parte de ese círculo que me recomendó sacar mis obras a la calle. Con Wild Welva además estoy trabajando en un proyecto en común que se podrá ver por las calles de la capital.

Obra 'Anatomías'./Foto:Luis Martínez Conde.
Obra ‘Anatomías’./Foto:Luis Martínez Conde.

– El arte urbano, ¿una tendencia que está de moda?
– Sí, al margen de que es algo que lleva décadas ocurriendo, esto es algo que últimamente está dando el salto a los grandes medios. Aquí en Huelva por ejemplo estamos viviendo un gran momento, en un periodo de tiempo relativamente corto se ha generado un caldo de cultivo muy propicio para el arte urbano. Existe un respaldo y un respeto por parte de la ciudadanía y por parte de los propios autores hacia este movimiento en Huelva.

– ¿En qué proyectos se encuentra ahora trabajando?
– Estoy preparando nuevas obras, entre ellas ahora mismo estoy con una en la que varias figuras interactúan entre sí.

– ¿Retos pendientes?
– Perfeccionarlo todo, sobre todo el proceso manual posterior a la impresión, la colocación y pegada de la obra. Últimamente, aunque vivamos este momento tan bueno en la capital para el arte callejero, aún existen personas que no respetan las obras y simplemente las rompen o manchan. Mi reto pendiente es que eso no suceda, concienciar un poco a todos a cuidar lo que nos rodea y mejora.

-Muchas gracias. 




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.