Actuación contra la falsificación y venta ambulante en el mercadillo de Isla Cristina

Entre los objetos incautados hay zapatillas, bolsos y camisetas de equipaciones de fútbol, productos que según la Policía Local isleña, podrían tener un valor de 3000 euros en el mercado.

El valor de los productos incautados asciende a los 3000 euros.
El valor de los productos incautados asciende a los 3000 euros.

Redacción. Una patrulla de la Policía Local de Isla Cristina localizaba sobre las 10.30 horas de este domingo 23 de agosto en las inmediaciones del mercadillo municipal una furgoneta que, explican desde el Consististorio isleño, les “llamó la atención”. Así, en una inspección más de cerca, pudieron observar que en su interior había bolsas con lo que parecía una gran cantidad de material falsificado, tales como zapatos y camisetas de diferentes marcas.

Muestra de los productos retenidos duranta la operación.
Muestra de los productos retenidos duranta la operación.

En vista de todo lo observado, procedieron a llamar a la grúa municipal para retirar el vehículo hacia el depósito municipal a fin de realizarle una inspección más exhaustiva ya que ofrecía indicios suficientes de un ilícito contra la propiedad industrial. En ese momento, explican,  se aproximaron tres individuos que manifestaron ser los propietarios del vehículo a los que se les invitó a abrirlo para acceder a la mercancía, a lo cual accedieron, dando lugar a la intervención de todo el material que, efectivamente era productos falsificados. A continuación se identificaron a las personas que dijeron ser los propietarios y puestos a disposición Judicial, una actuación en la que se contó con la colaboración de la Guardia Civil de la localidad.

Esta intervención arrojó un resultado de más de 200 pares de zapatos de diferentes marcas falsificadas, 50 bolsos y más de 150 camisetas de diferentes equipos de fútbol. Los productos inautados podrían tener un valor de 3000 euros en el mercado. 
Asimismo, y en la misma jornada, se intervino contra la venta ambulante, al incautar la policía más  de 300 kilos de melones procedente de la venta ambulante ilegal, los cuales se han puesto a disposición del Comedor Social de la localidad.