Mini

La Policía Nacional desmantela un punto de venta de estupefacientes en la barriada del Torrejón

Se trataba de una vivienda en la calle Hortensia y estaba regentado por un mujer y su hijo. En el registro del inmueble se incautaron 32 gramos de cocaína y un trozo de hachís.

Droga incautada por la policía.
Droga incautada por la policía.

Redacción. En una nueva operación contra el tráfico de drogas a menor escala, la Policía Nacional de Huelva ha desarticulado un punto de venta de sustancia estupefaciente en la barriada del Torrejón de la capital y, ha detenido a J.H.P., de 24 años, y a P.P.M., madre del anterior, de 53 años y con antecedentes por tráfico de estupefaciente.

Las pesquisas se iniciaron a raíz de las informaciones recibidas por los investigadores, las cuales hacían referencia a una inusitada actividad que parecía estar relacionada con la venta de drogas, en un piso situado en la calle Hortensia de la barriada del Torrejón. Los agentes comprobaron en sus indagaciones la identidad de las personas que habitaban la vivienda, una mujer a la que le figuran antecedentes por tráfico de drogas, por lo que el piso fue sometido a una discreta vigilancia.

En el proceso de observación realizado, se pudo constatar que la afluencia de personas al inmueble era muy numerosa, tanto de día como de noche. Igualmente se pudo conocer que no sólo era P.P.M. la dedicada a esta ilícita actividad, también la ayudaba un hijo suyo en este caso sin antecedentes policiales.




Madurada la investigación y comprobada por los agentes que la afluencia al piso era cada vez mayor, procedieron al registro del mismo, con el correspondiente mandamiento judicial, interviniendo 32 gramos de cocaína y un trozo de hachís. La cocaína estaba distribuida en pequeñas dosis, guardadas en bolsitas termo-selladas. Igualmente se intervinieron dos mil setecientos cincuenta euros y una balanza de precisión.

Tras realizar las preceptivas diligencias policiales, los dos detenidos pasaron a disposición judicial, decretando el Juzgado el ingreso de P.P.M., en prisión.




Con estas detenciones se ha conseguido erradicar un punto de venta muy activo, al que acudían, como acreditan las vigilancias realizadas sobre la vivienda, no sólo consumidores de la capital sino también de pueblos cercanos.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.