La Guardia Civil auxilia a ocho personas en el incendio de una carriola

Los agentes, que se encontraban en un lugar cercano, escucharon los gritos de auxilio y corrieron a ayudar a los romeros que se hallaban en el interior del vehículo.

El interior de la carriola ha quedado calcinado.
El interior de la carriola ha quedado calcinado.

Redacción. La Guardia Civil ha evacuado a ocho personas que se encontraban atrapadas dentro de una carriola al originarse un incendio en el interior de la misma.

Los hechos ocurrieron en la mañana de hoy, alrededor de las 6.15 horas, cuando agentes de la Guardia Civil que prestan servicio de vigilancia para la prevención de desórdenes públicos y velar por la seguridad de peregrinos y hermandades, se encontraban en la zona de pernocta de Cabeza Rasa con la Hermandad de Pilas y escucharon gritos de auxilio “Fuego, fuego que se queman” por un incendio provocado en una carriola, al parecer cuando una de las ocupantes se disponía a hacer café.

Rápidamente los agentes acudieron a prestar auxilio, cogiendo los extintores de dotación del vehículo oficial para intentar sofocar las llamas.




Un agente que se encontraba haciendo el camino con esta Hermandad también se dirigió para colaborar con la patrulla.

Una vez en la carriola, un agente intentó sofocar el incendio en la entrada con la ayuda de otras personas que se encontraban allí, mientras sus otros dos compañeros se dirigieron a la puerta trasera donde se encontraban algunos peregrinos apartando unos bidones para así poder evacuar a las personas que había en su interior y que pedían auxilio. Los agentes tuvieron que forzar su apertura, ya que ésta se encontraba atascada por una escalera que la había bloqueado.




Finalmente, las ocho personas pudieron se evacuadas y atendidas en un primer momento por los servicios médicos de la ONG Ayuda sin fronteras, que tenían en el lugar un hospital de campaña.

En las labores de extinción, los agentes se aseguraron de que una bombona de camping gas no llegara a explotar y pudiera provocar aún más daños.

De los afectados, tres personas han precisado ingreso hospitalario, entre ellos un menor de edad y su madre, y otra persona con quemaduras graves. Los otros cinco han sido atendidos por inhalación de humos, junto con uno de los agentes, y ya han sido dados de alta.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.