Los más pequeños sacan a la calle su Cruz de Mayo en Cartaya

Las niñas ataviadas con mantillas y los niños portando tambores y cornetas, han llenado de color y animación las calles más céntricas del municipio.

Los niños sacaron la cruz de mayo a la calle.
Los niños sacaron la cruz de mayo a la calle.

Redacción. Los más pequeños han acudido fieles a la que se ha convertido en una cita tradicional para ellos todas las primaveras y han sacado a la calle su tradicional Cruz de Mayo. Así, los alumnos de uno a tres años de la Escuela de Educación Infantil “El Jardín de Arco Iris” han protagonizado su particular procesión por el centro de la localidad, con el consiguiente revuelo que su desfile suele ocasionar, sobre todo entre el público adulto .

Las chicas, ataviadas con trajes blancos y mantilla y los chicos, de uniforme y con tambores y trompetas, han protagonizado la primera y seguramente más menuda de cuantas procesiones se desarrollan en la localidad relacionadas con las cruces de mayo, una tradición que según ha señalado la directora del centro, Ana Isabel Abreu Collantes, tiene un hueco en las actividades del mismo desde hace ya muchos años.

Los pequeños eran menores de tres años.
Los pequeños eran menores de tres años.

Además de la procesión, ha asegurado Abreu Collantes, “organizamos numerosas actividades en el centro entorno a la cruz, todas ellas propias de estas celebraciones para que los niños entiendan y conozcan las raíces de esta tradición”.




En esta ocasión la comitiva ha recorrido las calles Convento, Villegas y Nueva hasta la Plaza Redonda, desde donde se han dirigido a la calle De La Plaza, para enfilar nuevamente la calle Convento. Encabezaban el cortejo las niñas, de mantilla, a las que seguían los niños de la banda de música, con tambores y trompetas.

La Cruz más menuda de Cartaya.
La Cruz más menuda de Cartaya.

La iniciativa forma parte del conjunto de actividades que durante todo el año realizan los centros de educación infantil de la localidad relacionadas con las fiestas tradicionales y su objetivo, según se destaca desde el propio centro, no es otro que “hacer partícipes a los más pequeños de estas tradiciones y ya de paso, contribuir a su pervivencia”.







Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.