Ángel Romero reivindica la vuelta “a la esencia, a las raíces de uno mismo” en su libro #acieloabierto

Tras la buena acogida que ha tenido su publicación, hemos conversado con este joven onubense, que nos muestra las inquietudes que le han llevado a realizar esta propuesta y nos adelanta nuevos proyectos que ya tiene en marcha.

Ángel Romero presentó su libro en la redacción de Huelva Buenas Noticias.
Ángel Romero presentó su libro en la redacción de Huelva Buenas Noticias.

Mari Paz Díaz. Bajo el título de #acieloabierto, el onubense Ángel Romero acaba de publicar un libro en el que recopila una colección de 91 artículos de opinión que fueron difundidos en prensa.

Todo un reto para este Graduado Social por la Universidad de Huelva y experto universitario en Coordinación y Gestión de Programas y Servicios para la Juventud por la Universidad de Valencia. Conocido por su faceta como delegado de Cultura de la Junta de Andalucía, Romero ha sido representante en la Comisión de Juventud de la Federación Andaluza de Municipios (FAMP), teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cortegana y alcalde pedáneo de su pueblo, de Valdelamusa. 

Romero Díaz también ha ejercido como asesor cultural en el Instituto Andaluz de la Juventud en Huelva (2004-07), director del Festival de Música Perdidos y coordinador del programa QDAT de participación juvenil y del Festival Forestalia en la Universidad de Huelva. En la actualidad, Ángel Romero se encuentra inmerso en una nueva responsabilidad dentro del equipo de Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía. Una nueva etapa que está viviendo con mucha ilusión.




Portada del libro de Ángel Romero.
Portada del libro de Ángel Romero.

Sobre los motivos que le ha llevado a realizar este libro, el escritor explica que “han pasado ya tres años de aquellos artículos y me parecía una oportunidad para compilarlos y poder conservarlos. Quizás por el miedo a que se pierda lo escrito pero, sobre todo, en un ejercicio de transparencia, para que me pueda conocer más la gente. Porque, además de artículos sobre política, hay muchos sobre mi pueblo y mi familia, sobre la minería y sobre el Andévalo“. No en vano, su pueblo, Valdelamusa siempre estuvo muy presente, porque “me di cuenta que cuando la realidad superaba a cualquier reflexión siempre terminaba escribiendo de mi pueblo, de Valdelamusa”.

Valdelamusa está muy presente en el libro.
Valdelamusa está muy presente en el libro.

Una colección de artículos que es el resultado de una colaboración semanal realizada por Romero cada domingo en prensa entre 2010 y 2011. Unos textos que “son opiniones de entonces, y las muestro como tal. En tres años ya he cambiado de opinión con algunas de las cosas que pensaba y me arrepiento de haber escrito otras. Sin embargo, me parecía honesto publicarlas tal cual”. Un libro que, ahora, ha querido presentar en Huelva Buenas Noticias a través de esta entrevista.

-Ángel, el acto de presentación de #acieloabierto fue multitudinario. ¿Cómo lo viviste?
-Fue un acto muy emotivo. En el Museo de Huelva y en el Día del Libro. No era coincidencia. Quise reivindicar ese lugar por ser uno de los sitios que aprendí a amar cuando fui delegado de Cultura. Su directora, Juana Bedia, procuraba que todo el que allí fuera se enamorara de aquel lugar. Y esto tenía mucho que ver con lo que yo transmito en mis artículos: volver a la esencia, a las raíces de uno mismo. A mí me gusta la gente que se moja, independientemente de cómo piense. A mí me gusta la gente que lucha por lo que cree y lo transmite.

La presentación del libro fue en el Museo Provincial de Huelva.
La presentación del libro fue en el Museo Provincial de Huelva.

El salón de actos del Museo se quedó pequeño. Fue un acto emotivo rodeado de muchísima gente a la que aprecio profundamente. Con las emotivas intervenciones de Rafa Pérez, el editor del libro y propietario de la Editorial Niebla; y de Salvador Gutiérrez Solís, el gran escritor cordobés que tuvo a bien prologar A Cielo Abierto. Además, como no me considero escritor, aunque me encantaría serlo, a modo de disculpa, otro buen escritor, Ramón Llanes también intervino. Igualmente lo hicieron Pepe ‘El Marismeño’, mi hermana Sara y Gabriel Cruz, leyendo distintas columnas sobre cultura, sobre mi familia y sobre política. Para mí, lo más emotivo fue que interviniera el portavoz de los once vecinos de mi pueblo que se encerraron en la iglesia reivindicando empleo, ya que no pudieron venir a la presentación y les hubiera encantado. David López habló en nombre de ellos y nos dejó con un nudo en la garganta.

-¿Tienes previsto algún otro acto de presentación?
-Sí. Tengo distintas presentaciones en la provincia de Huelva, desde mi pueblo, Nerva, Aroche y Linares de la Sierra. Me han invitado de numerosos pueblos y, en cuanto pueda, iré a cada uno de ellos.

Zona próxima a la antigua Estación de la Encarnación.
El libro también es reivindicativo, por ejemplo de la línea férrea Huelva-Zafra.

-¿Por qué #acieloabierto?
-Cuando tenía seis o siete años, mi padre llegó a casa con un libro que se titulaba así. Era de un arocheno que fue sindicalista minero en Riotinto. Yo quiero hacer lo que él en su día hizo en su libro ‘A Cielo Abierto’: contar las cosas como son o, al menos, como yo las he visto. Quiero mostrar parte de lo que soy, para poder esquivar el miedo a que se pierda lo que escribo, a olvidar mi esencia, mi identidad.
El hecho de articular te proporciona la capacidad de pararte y reflexionar, aunque luego te equivoques, y eso es bueno. Articular es, según la RAE, “unir dos o más piezas de modo que mantengan entre sí alguna libertad de movimiento”, y eso también he querido hacer yo. Unir a mi pueblo, a mi familia, a mis amigos, a mi única patria, con mi ideología, con lo que hago en este momento. Este libro es también una reivindicación a mi pueblo, a la Sierra y al Andévalo. Una reivindicación de la lucha por la memoria histórica, por la línea Huelva-Zafra, por la sonrisa y, más que por ninguna otra cosa, por la honradez.

-¿Le gustaría invitar a los onubenses a que conozcan su libro?
-El que lea los artículos me conocerá un poco más pero, sobre todo, me reconocerá. Yo, que actualmente me dedico a la gestión pública y milito en un partido político, creo que más necesario que nunca hacer una política cercana y transparente. Por eso, seguramente, a pesar de ser muy celoso de mi intimidad, la gente conoce el nombre de mi madre o la historia de mi tía Pepa. Es la única forma que la gente tiene de creer en los políticos cuando viven rodeados de noticias sobre la Gürtel o los ERE.

Ángel Romero anima a los onubenses a luchar por lo que creen.
Ángel Romero anima a los onubenses a luchar por lo que creen.

-Es tu primer libro, pero ha tenido muy buena acogida. ¿Te planteas realizar nuevos proyectos?
-Sí. Es el primer libro editado. Y gracias al ofrecimiento de Editorial ‘Niebla’ próximamente vamos a sacar otros dos libros más personales: un poemario y una colección de relatos cortos.
Además, tengo varios proyectos en mente. He estado investigando la vida de Josefa Carrasco Patricio, tía de mi madre, que merece ser contada. También he recopilado mucha información sobre la historia de Valdelamusa. Pero tengo un proyecto, aparcado por falta de tiempo, que me hace una ilusión especial. Se trata de una recopilación de historias de la provincia de Huelva que quiero hacer en colaboración con mi amigo José Luis Gozálvez.

-¿Algún mensaje para la gente de Huelva para finalizar?
-Me gustaría que este libro sirviera para dar a conocer a la Editorial Niebla que, aunque humilde, da la posibilidad de publicar de manera privada en una época en la que no es fácil hacerlo. Ojalá se animen a hacerlo todas esas escritoras y escritores onubenses que sí que lo hacen magníficamente bien para que los demás podamos leerlos.
Yo de pequeño quería ser escritor, no llego a la altura, pero he conseguido publicar un libro. Nunca debemos dejar de pelear por las cosas en las que creemos. No hay nada que tenga más valor que eso. Aunque estemos equivocados. La legitimidad que te da luchar por lo que crees, arriesgar aunque estés equivocado, no te la puede proporcionar ninguna otra cosa. Después, independientemente del resultado, siempre ganas.
Y gracias a vosotros, por haber pensado, en algún momento, que la publicación de mi libro era una buena noticia.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.