Mini

Sergi confía que el matrimonio con la afición otorgue el plus necesario para ganar al Mirandés

El técnico insiste en que “el Recre no juega ahora de manera diferente”, sino que “los jugadores se han responsabilizado más en lo que tienen que hacer en cada momento”.

Sergi ve a sus jugadores muchos más responsabilizados. / Foto: Josele Ruiz.
Sergi ve a sus jugadores muchos más responsabilizados. / Foto: Josele Ruiz.

P. G. La afición. El arma que quiere esgrimir el Recre ante el Mirandés (Nuevo Colombino, 18:15, La Sexta) en un partido que, según qué resultados se hayan dado en otros campos, podría servir al Decano para regresar a los puestos de ascenso directo o, incluso, al liderato. El poder de la afición, en un matrimonio perfecto con el equipo onubense, es el deseo de Sergi Barjuan, entrenador del Decano, que en la previa del compromiso con el cuadro burgalés aboga por ello, al tiempo que realza el mayor compromiso de sus jugadores en cada momento, como detonante de una mejoría que se plasma en el terreno de juego, en los resultados y, en consecuencia, en la clasificación.

“La afición nunca ha estado desencantada”, aseguró Sergi que, eso sí, confesó que “aunque llevamos mucho tiempo en la zona de privilegio, cierto que ha habido momentos en los que no hemos sabido corresponderles adecuadamente en cuanto a resultados”. De todos modos, pensando en el partido del domingo, Sergi expresó su convencimiento de que “mañana la afición, en una hora buena, contra un rival que, aún sabiendo que nos va a plantear un partido feo y rocoso, va a estar con nosotros, y esta unión es buena para ir por el éxito, siempre juntos”.

Sergi aseguró que “tenemos claro como jugar mañana, y como van a jugar ellos, y a partir de ahí solo hay una cosa que no podemos controlar, que no estemos afortunados cara a la portería”. Al respecto, y recordando sus palabras antes del partido ante el Sporting en El Molinón, dijo que “no espero muchos goles, ni en éste ni en otros. Todo el mundo se juega algo y más este año en esta categoría. Todo el mundo le da un valor muy importante a cada partido, a lo que consigue, porque puntuar ahora te puede llevar de pasar de la zona de abajo a la de arriba”.




El técnico albiazul sí utilizó una palabra importante “la regularidad”, que seguiría como compañera de viaje del Recre si vence al Mirandés, que supondría la tercera victoria consecutiva: “Tenemos claro que hay que ganar. Primero porque jugamos ante nuestra afición; porque al final para mantenerte ahí arriba hay que tener confianza en uno mismo, y ahora la tenemos, y una victoria siempre es muy buena para afrontar el siguiente partido con garantías de éxito”, indicó el técnico.

De momento en la segunda vuelta se están mejorando los números de la primera, principalmente porque se ha mejorado en el aspecto defensivo gracias al cambio que se ha apreciado en la manera de jugar. Sergi no lo vio de esa misma manera: “Sabiamos que muchos de los goles encajados eran evitables. Y hemos mejorado. Pero no por trabajar de una manera diferente o no, sino porque el jugador se ha responsabilizado más de lo que tiene que hacer en el terreno de juego. Sabe que perder la concentración en un partido, aunque sea un solo minuto, te puede costar la derrota, pero no se ha trabajado diferente”, destacó.




Preguntado por unas palabras suyas en las que anteponía por encima de todo ganar, Sergi incidió en que “soy amante de lo que estoy intentado transmitir aquí, y no va a variar. Se juegue con un sistema o con otro, lo que buscamos es la posesión, el balón, defender con el balón”, aunque admitió que en la previa al partido con el Alcorcón “sí dije que era el momento de ganar, que era más importante buscar el resultado que cómo conseguirlo. Y es que veniamos de conseguir un empate importante en El Molinón y teníamos que romper esa mala dinámica que llevábamos”.

Recordando el partido anterior en Alicante, donde el Recre ganó, pero sufrió demasiado al final, Sergi reconoció que “hemos hecho autocrítica, y los últimos veinte minutos que hicimos en Alicante no lo podemos consentir. Un equipo que juega con diez hombres, que nos embotella, hay que saber porqué ocurrió y porqué no jugamos igual que el resto del partido. Hacer autocrítica es bueno porque sabe valorar bien los puntos en qué mejorar, para hacerlos fuertes en el siguiente partido. Y esto lo hemos hecho”.

Sobre lo que le espera al Recre ante el Mirandés, Sergi comentó que “viene un rival que, si lo presionas, juega en largo buscando segunda jugada. Cree mucho en lo que hace ofensivamente, que buscan segundas jugadas y son potentes en el juego aéreo”.

 Dimas y Joselu, las novedades en la convocatoria del Recre para recibir el domingo (18:15) al Mirandés




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.