Aracena celebra las fiestas de su patrón, San Blas

Una festividad relacionada con el culto al pan que está registrada y documentada en el Atlas del Patrimonio Inmaterial de Andalucía.

Procesión de San Blas en Aracena.
Procesión de San Blas en Aracena. / Foto: IAPH.

M. P. D. El Instituto de Patrimonio Histórico de Andalucía (IAPH) ha querido dedicar este lunes 3 de febrero un artículo a la festividad de San Blas,  patrón de Aracena, recordando cómo “en la Sierra de Aracena se conoce a San Blas como el protector de las enfermedades de la garganta y como sucede en otras localidades, esta veneración, se relaciona con la elaboración y bendición de panes o roscas”.

pan2
Esta festividad se relaciona con el pan y las roscas.

No en vano, según recuerda el IAPH, “el culto a San Blas se remonta en la comarca onubense al año 1649, cuando por divina inspiración la llamada “Madre Trinidad” encomendó a San Blas la salvación de esta localidad del azote de la enfermedad de la peste. Dicho favor fue concedido y desde entonces San Blas es conocido como patrón de Aracena, según documentos de Campofrío del s. XVIII (también fue patrón de Alájar, Campofrío y Fuenteheridos)”.

Para venerarlo es tradicional el culto al pan, roscas y galletas de harina y agua, que se suelen bendecir durante los cultos a San Blas, para consumirlas durante su festividad.




Una festividad que en Aracena se conmemora con la procesión del patrón por las calles del municipio serrano y que está registrada y documentada en el Atlas del Patrimonio Inmaterial de Andalucía. 

Un momento de la procesión.
Un momento de la procesión.

Nota de prensa. De esta forma, Aracena ha vivido este lunes 3 de febrero una de sus jornadas marcadas en rojo dentro del calendario, como es la festividad de su Patrón, San Blas Obispo y Mártir, fiesta local en su municipio. Numerosos vecinos han participado en el día grande del Patrón aracenés que, ha disfrutado de un sol brillante durante todo su recorrido triunfal por las calles de su pueblo.




La celebración eucarística de esta mañana ha marcado el preludio del recorrido del Patrón por las calles de su pueblo. La Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción ha acogido la celebración en la que se han bendecido los tradicionales roscos de pan de San Blas, que fueron entregados posteriormente, de forma gratuita a los asistentes. Los panaderos de la localidad han trabajado duro esta noche para elaborar estos 1.200 roscos aportados por el Ayuntamiento. Según cuenta la leyenda, deben ser ingeridos tras rezar un Padre Nuestro, lo que garantizará salud para la garganta, ya que San Blas es el abogado de esta zona del cuerpo y Patrón, también, de los laringectomizados.

A mediodía, la comitiva religiosa salió de la Parroquia de la Asunción para realizar su recorrido por las calles de Aracena. Numerosos fieles acompañaron al Santo durante el trayecto, como muestra de devoción y fe hacia el Patrón aracenés. Asimismo, representantes de la Hermandad de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén, María Santísima de la Candelaria y San Blas realizaron este recorrido, junto a miembros de la Corporación Municipal. El trayecto por Aracena tuvo su punto más álgido en el tramo por la zona de la Plaza Marqués, donde el pueblo de Aracena se congregó para ver a su Patrón.




Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.