La búsqueda de un lugar mágico alejado de la especulación, el poder y el dinero protagonizan la primera novela de Sánchez-Rodas, ‘El Jardín del Eterno Presente’

Su defensa por el medio ambiente, su reflexión sobre los sentimientos y las acciones humanas, y Huelva, tierra en la que vive desde hace 20 años este doctor en Ciencias Químicas de la UHU, están presentes en esta obra encuadrada en el realismo mágico.

Daniel Sánchez-Rodas en la presentación de su novela.
Daniel Sánchez-Rodas en la presentación de su novela.

Elisabeth Méndez. Realidad y ficción se dan la mano en ‘El Jardín del Eterno Presente’, un libro en la que la especulación urbanística y la defensa de la naturaleza se mezclan con el empeño de unos personajes que buscan un lugar mágico alejado del poder y el dinero.

Se trata de la primera novela del profesor de Química Analítica de la Universidad de Huelva, Daniel Sánchez-Rodas, doctor en Ciencias Química, profesor titular de Química Analítica y miembro del Centro de Investigación en Química Sostenible (CIQSO) de la UHU, además de autor de una investigación en proceso centrada en el desarrollo de métodos para estudiar la contaminación del medio ambiente.

Precisamente, esa defensa personal por el medio natural es una constante en la trama principal de la obra, encuadrada en el realismo mágico, y en la que además se pueden encontrar muchas reflexiones sobre los sentimientos y las acciones humanas, como el amor, el poder o la corrupción.




“Como historia que podría ser real, el libro narra el pulso entre una trama de especulación urbanística y aquellos que se oponen a que la naturaleza sea destruida para que unos pocos se enriquezcan. Pero dentro de su aspecto mágico, se propone que los personajes inicien la búsqueda de un lugar difícil de describir, difícil de encontrar, un lugar de descanso y de paz desde el que contemplar la vida de manera objetiva, más allá de las pasiones humanas, del dinero y del poder, y lugar que he decidido llamar ‘El Jardín del Eterno Presente’”, explica su autor, una persona tranquila a la que le apasiona aprender cosas y conocer a personas nuevas. “He sido un lector empedernido toda mi vida. Pero más allá de los bestseller, que también leo, los que más me gustan son aquellos libros que se pueden leer varias veces a lo largo de la vida, y cada vez que se leen, se aprende algo nuevo de ellos”, confiesa.

Portada de la novela.
Portada de la novela.

Según nos da a conocer Sánchez-Rodas, en su primera novela ha querido que Huelva, la tierra donde nació su padre, en la que él habita desde hace 20 años, en la que trabaja y en la que ha nacido su hija, esté presente en su obra. De este modo, en la misma encontramos algunas referencias literarias a Juan Ramón Jiménez, “que tanto disfrute leyendo de niño y de joven, y del que, por ejemplo, tomo prestada una cita para el prefacio de la novela”. Además de a la literatura, el autor nobel introduce en la trama el hecho de cómo la especulación urbanística  amenaza a una especie única como es el lince ibérico, argumento que le sirve para “rendir un homenaje a la naturaleza de Huelva, esa que deberíamos todos de conocer y defender”, según manifiesta.




En este sentido, este profesor de la onubense se muestra orgulloso y agradecido de esta tierra que “significa mucho para mí”, y que lleva por bandera allá a donde da sus pasos, pues como él mismo nos refiere, “gracias a mi trabajo he viajado mucho por el mundo, y siempre digo que la belleza y la naturaleza de Huelva es algo único, digno de divulgar y conservar”.

Además de en su compromiso por el medio ambiente y en su amor por Huelva, Sánchez-Rodas admite que, en la consecución de su obra, también se ha inspirado en algunos libros que influyeron profundamente en su forma de pensar a lo largo de la vida, “filósofos, místicos, grandes pensadores, poetas… Todos han participado en mi búsqueda por saber qué es realmente importante para el ser humano”.

La trama se desarrolla en un pueblo pequeño gobernado por un alcalde corrupto que sólo ansía conseguir poder y dinero, que está dispuesto a todo por salirse siempre con la suya, y casado con una mujer que sólo vive para gastar el dinero que él gana. Esto se contrarresta con la personalidad de su hija, una chica aparentemanete frívola, pero que en fondo lo que quiere es ser feliz, y de la que termina enamorándose un adolescente tímido, sensible y curioso. A estos personajes se unen un joven profesor de instituto que se opone a que zonas de alto valor ecológico sean destruidas; y un enigmático anciano, extravagante y de humor corrosivo, que acaba por trastocar toda la historia que sucede entre los demás personajes.

Contraportada de 'El Jardín del Eterno Presente'.
Contraportada de ‘El Jardín del Eterno Presente’.

“Aunque llevo años escribiendo, e incluso he asistido a cursos y talleres literarios, esta es la primera vez que me he atrevido a publicar una novela”, dilucida el autor dejando ver la satisfacción que siente por el resultado conseguido tras ese proceso de creación al que se ha enfrentado como aprendiz.

La novela, editada por Azarbe y que fue presentada a la sociedad onubense el pasado 28 de enero el Instituto Andaluz de la Juventud de Huelva, de la mano de su directora, Pastora López y de la escritora onubense Teresa Suárez, puede adquirirse en la librería Siglo XXI de Huelva y en la Taberna del Libro de Moguer.




One Response to "La búsqueda de un lugar mágico alejado de la especulación, el poder y el dinero protagonizan la primera novela de Sánchez-Rodas, ‘El Jardín del Eterno Presente’"

  1. Carmen   5 febrero 2014 at 3:28 pm

    Estupendo! Necesitamos gente valiente que, desde todos los ángulos posibles, -en este caso, la publicación de un libro- extienda la idea del amor, el respeto y la protección a la naturaleza. Lo leeré de inmediato. Si el tema es el que dice la entrevista, estoy segura que no me decepcionará. Suerte al nobel.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.