El alca común, un ave marina de hábitat oceánico, elige Huelva como destino en el que invernar según asegura un experto en zoología

Tras la aparición hace unos días en una playa de Mazagón de un ejemplar muerto de esta especie, Huelva Buenas Noticias ha conversado con el catedrático de Zoología de la Universidad de Huelva, José Prenda, para conocer de cerca esta curiosa especie y las causas que han podido arrastrarla hasta la costa de Ciparsa.

Ejemplar aparecido en la playa de Ciparsa, en Mazagón. / Foto: http://www.mazagonbeach.com/
Ejemplar aparecido en la playa de Ciparsa, en Mazagón. / Foto: http://www.mazagonbeach.com/

Elisabeth Méndez. Tras la aparición hace unos días en una playa del núcleo costero onubense de Mazagón de un ejemplar muerto de alca común, de nombre científico ‘Alca torda’, una especie de ave marina emparentada con las gaviotas que se reproduce en el Atlántico Norte, tanto en costas europeas como norteamericanas, Huelva Buenas Noticias ha conversado con un experto en biología, el catedrático de Zoología de la Universidad de Huelva, José Prenda, para conocer de cerca esta curiosa especie  y las causas que han podido arrastrarla hasta la costa de Ciparsa, en Mazagón.

Según explica este experto, profesor actual en la UHU del Grado en Ciencias Ambientales y de la Licenciatura en Psicología, aunque pocos hayamos visto a este animal por nuestra zona, “es una especie bastante común en el litoral de Huelva, aunque dados sus hábitos estrictamente oceánicos es raro verlas cerca de la costa. Normalmente esto ocurre cuando hay temporales, como los de los días pasados”.

El alca común es una especie de ave marina  que se reproduce en el Atlántico norte. / Foto: wikipedia.
El alca común es una especie de ave marina que se reproduce en el Atlántico Norte. / Foto: wikipedia.

Las principales colonias de cría de alca común están en Islandia, en acantilados rocosos con huecos donde poder establecer el nido, aunque como nos da a conocer José Prenda, “fuera del periodo reproductor inverna en áreas oceánicas, a veces muy alejadas de las áreas de cría, llegando incluso al Mediterráneo, al litoral de las Baleares y al Golfo de Cádiz, donde inverna un contingente no poco numeroso, de varios miles de individuos”.




Respecto a su presencia en Huelva, este catedrático, quien ha publicado más de 100 trabajos científicos y ha dirigido 53 proyectos y contratos de investigación relacionados con la biología y la conservación de ecosistemas acuáticos continentales, nos esclarece que su existencia está documentada en los diferentes anuarios ornitológicos, y que no es la primera vez que aparece una especie de este tipo en nuestras playas.  “El alca común es considerada una especie migradora de presencia regular en los registros del Paraje Natural de Marismas del Odiel y en los cuadernos de campo de Doñana, donde aparece un total de 126 registros de esta especie que se corresponden con 7.545 individuos. Además, según los Anuarios Ornitológicos de Doñana, se considera una especie invernante poco abundante pero regular, con concentraciones de entre 500 y 1.500 individuos”, explica Prenda.

José Prenda con un compañero viendo aves en la amazonia peruana.
José Prenda con un compañero viendo aves en la amazonia peruana.

Pero a pesar de ser una especie presente en los anuarios ornitológicos de Huelva, este zoólogo no deja de reconocer que “la aparición del ejemplar es un hecho llamativo, porque, como he dicho anteriormente, no es fácil verlas cerca de nuestras costas”. A esto se une su gran parecido con otras especies como el pingüino, cuyo hábitat se restringe exclusivamente al Polo Sur, y de ahí el interés que ha suscitado entre los onubenses su aparición en nuestras costas. Al igual que estos, el alca común es una especie buceadora que se alimenta principalmente de peces (boquerones o sardinas) y otros animales marinos, pero se diferencia de los pingüinos en su capacidad para volar, “lo hacen en fila, muy cerca de la superficie del agua y cuando se posa forma grupos de individuos flotantes con característicos comportamientos”, nos explica José Prenda.




Además de conversar con nosotros sobre esta especie, este experto, quien durante más de cinco años fue presidente del Centro Internacional de Estudios y Convenciones Ecológicas y Medioambientales (Ciecem), ostentando en la actualidad el cargo de representante de la universidad pública en el Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana, nos habla de la presencia de otras especies curiosas en nuestras aguas, como la población de cetáceos que habita en el Golfo de Cádiz, “y que a veces son visibles desde la costa de Huelva; la presencia, aunque puntual, de nutrias en nuestro litoral; o las aves marinas que nos visitan, especialmente en invierno; además de los fósiles de ballenas que han aparecido en algunas playas cercanas”.

Una evidencia más de la rica diversidad biológica marina existente en nuestra provincia, y a la que nos hemos acercado hoy gracias a este catedrático de la Onubense que nos ha hecho ver que nuestras aguas oceánicas son también un reclamo fuera de la temporada estival.




One Response to "El alca común, un ave marina de hábitat oceánico, elige Huelva como destino en el que invernar según asegura un experto en zoología"

  1. Jose Ignacio   7 febrero 2014 at 8:53 pm

    Enhorabuena por el artículo, tremendamente didáctico, sobre este tipo de aves. La opinión del experto, una vez más, nos revela cuantos detalles por descubrir en el fascinante mundo de la avifauna.
    A seguir así.
    Jose I.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.