Antonio Sierra Garrocho, un palermo que trabaja como matrona en un hospital inglés

Después de estudiar Enfermería en la Universidad de Huelva, con 21 años, Antonio tomó la decisión de marcharse a Inglaterra para continuar estudiando y crecer profesionalmente. Se fue para unos meses, pero ya lleva ocho años viviendo en Windsor, donde está a punto de finalizar un máster, al mismo tiempo que trabaja. Un onubense que nos cuenta su experiencia por el mundo.

Antonio ha podido cumplir su sueño de ser matrona en Inglaterra.
Antonio ha podido cumplir su sueño de ser matrona en Inglaterra.

Mari Paz Díaz. Antonio I. Sierra Garrocho es un joven de Palos de la Frontera que después de estudiar Enfermería en la Universidad de Huelva se marchó a Inglaterra en 2005. No era la primera vez que lo hacía, puesto que con anterioridad había visitado el país como becario y siempre le había llamado la atención.

A su llegada a Gran Bretaña, su primer destino fue Newport, una ciudad del País de Gales donde ejerció como enfermero en una planta de neurología y rehabilitación. A pesar de adorar aquel trabajo, la ilusión de Antonio era ser matrona -según nos cuenta, la palabra en masculino sigue sin estar aceptada por la Real Academia de la Lengua-, por lo que no dudó en cambiar de residencia y marcharse a Slough, donde se estudiaba la especialidad. Cuando terminó los estudios decidió quedarse un poco de más tiempo y, así, lleva ocho años. Y sumando.

El onubense ya lleva ocho años en Inglaterra.
El onubense ya lleva ocho años en Inglaterra.

En la actualidad, Antonio continúa estudiando un máster y trabaja al mismo tiempo como matrona, un empleo que le satisface porque, tal y como nos cuenta, “me permite el contacto con el paciente, la participación activa en el diseño e implementación de servicios sanitarios y el entrenamiento del personal (Practice Development Midwife)”. Con estas premisas, conversamos con Antonio, que nos cuenta el balance de su experiencia.




-¿Por qué decidiste marcharte a Inglaterra?
-Por motivos diversos, tanto profesionales como personales. He conocido a muchos compañeros de Enfermería que vivían pendientes de un teléfono y de un sistema que solo necesita personal cuando hay que cubrir bajas. Yo necesitaba algo más que eso… Necesitaba crecer profesionalmente y eso, desde mi punto de vista, se logra con la práctica. Por otro lado, tenía muchas ganas de conocer mundo, otro sistema, envolverme en otra cultura y poder sobresaltar cualquier tipo de barreras. Además, siempre he pensado que hay que salir de casa. Uno ha de verse solo, ha de hacer locuras, probar comidas nuevas, fingir que entendemos lo que nos dicen. Enfrentarme a todas esas cosas me ha permitido tener criterio de comparación y crecer como persona.

Su marcha se debió a motivos personales y profesionales.
Su marcha se debió a motivos personales y profesionales.

-¿Cuánto tiempo llevas fuera de España?
-Ya llevo fuera de casa 8 años… Al parecer, todo el mundo sabía que venía para largo. Todo el mundo menos yo, claro. Somos muchos los que salimos de casa para trabajar en el extranjero durante una temporada y volver a casa al aprender la lengua.  Desafortunadamente (o no), dominar el inglés lleva más de 6 meses.




-¿En qué ciudad inglesa vives?
-En la actualidad vivo en Windsor. Este pueblo es una preciosidad y recomendaría a todo el mundo que viaje a Londres que haga una visita. Windsor se encuentra a las afueras de Londres, a unos 30 kilómetros al suroeste del centro de la capital.  Windsor es ‘un pueblo típico Inglés’ con una arquitectura y paisajes inigualables. La ciudad está separada de Eton por el Támesis. El castillo de Windsor es uno de los castillos más antiguos que continúa siendo habitado y en él reside la Reina Isabel en fines de semana y días festivos. Visitar el castillo es transportarse a la Inglaterra Victoriana. Windsor ofrece el balance perfecto entre el estar cerca de la maravillosa Londres y el vivir y respirar aire puro del campo.

Recomienda a todo el mundo visitar Windsor.
Recomienda a todo el mundo visitar Windsor.

-¿Cuál era tu nivel de idiomas al llegar?
-Tenía exactamente el mismo nivel de inglés que todos los que terminamos los estudios de Bachillerato. He de reconocer que siempre me ha gustado estudiar inglés, pero eso no me hacía destacar. Comenzar en Inglaterra no es sencillo y el aprender el idioma, el hacerse a los diferentes tipos de acentos y el diferenciar el lenguaje coloquial del formal son sólo algunas de las dificultades que encontré. Todos tiramos la toalla en algún momento de nuestro camino… Yo siempre tuve la suerte que hubo alguien para impedir que la mía cayese al suelo, o alguien que me ayudó a levantarla.

Está muy orgulloso de la decisión que tomó con 21 años.
Está muy orgulloso de la decisión que tomó con 21 años.

-¿Cuál es tu balance de la experiencia?
-No cambiaría la decisión que tomé con 21 años de emigrar a Inglaterra por nada. Estoy muy orgulloso de mi familia y amigos, que siempre me apoyaron en este camino. He comprobado que todos y cada uno de los mitos que existen acerca de los ingleses son falsos. Entre ellos puedo decir que ¡claro que se duchan, tanto como nosotros! Que no es cierto que en Inglaterra se come mal: la diversidad cultural permite diversidad culinaria y he comido desde platos peruanos a curry tailandés. Que los ingleses no son fríos ni sosos. Eso sí, son algo más reservados que nosotros los españoles, pero cuando se trata de bromear y ser pícaros, son de lo más divertidos. Y lo más importante aún: las diferencias en la lengua no entienden de nacionalidad, es decir, un amigo inglés (o de cualquier otra nacionalidad) es un amigo. Sin peros.

Otra de las bellas imágenes de la ciudad en la que vive.
Otra de las bellas imágenes de la ciudad en la que vive.

-¿Cómo es vivir ahí? ¿Es muy diferente a España?
-Tal vez no existan muchas diferencias entre vivir aquí y vivir en España… Eso sí, hay muchas diferencias entre vivir aquí y en Huelva o Andalucía. Inglaterra es un país húmedo, de ahí las preciosas montañas con pastos verdes y ovejas. A mí, la falta de sol en particular me ha jugado malas pasadas. Es curioso como este tipo de cosas no me resultaban tan importantes cuando tomaba un café por las calles de mi pueblo. Pero, como todo, uno se acaba acostumbrando. Así, he de confesar que cuando sale el sol en Inglaterra, me uno a ellos en eso de ponerme las chanclas, coger las palas y correr al parque o al campo a disfrutar de los rallitos de sol. ¿Durante cuánto tiempo? Pues hay días que el sol dura horas y otros que solo dura 5 minutos. Si queréis vivir las cuatro estaciones en un solo día, os recomiendo que visitéis este precioso país.

Su población es multicultural.
Su población es multicultural.

-¿Y sus habitantes, cómo son?
-La población en Windsor es muy similar a la de Londres. Con tan solo pasear por sus calles resalta a la vista la multiculturalidad: hay ciudadanos británicos, indios, pakistaníes, japoneses, daneses, alemanes, españoles, sudamericanos…, gente de todos y cada uno de los rincones de este mundo, probablemente. Hay un buen balance entre población joven y anciana, lo cuál permite mucha variedad en la oferta sociocultural. Así, se puede visitar un musical en el teatro de Windsor o unirse a muchas de las actividades que se realizan al aire libre: desde pasear por el mercado de los granjeros hasta realizar piragüismo.

-¿Cuál es la imagen que tienen de España?
-Debido a la proximidad, muchas de las personas que he conocido han visitado nuestro país en algún momento de su vida. Les llama mucho la atención el sol (¡como a mí!), la comida, las playas, los pueblos y, por supuesto, la marcha. Hay un poco de todo, gente que viaja con frecuencia y siempre a los mismos sitios turísticos; o aquellos que deciden alquilar un coche y conocer los pueblos más tradicionales de Andalucía. Hace años recomendé a una compañera de trabajo que visitara Huelva, Palos de la Frontera y Mazagón y aún me lo sigue agradeciendo. Y es que ‘mi otra tierra’ es muy bonita ¡también!

Asegura que echa mucho de menos el sol de Huelva.
Asegura que echa mucho de menos el sol de Huelva.

-¿Qué estás haciendo en estos momentos?
-En la actualidad, estoy trabajando en mi tesina para completar un máster. Solo me queda terminar mi investigación y, realmente, espero hacerlo antes de que termine este curso académico.  Por otro lado, continúo trabajando en el hospital a jornada completa. El poquito tiempo que me sobra lo dedico a mis amigos, a tomar cafés, a hacer ejercicio y, por supuesto, a mis dos soul mates: Iñaki y Cuca, nuestra gata persa exótica.

-¿Te has marcado algún nuevo objetivo o reto?
-Pues de momento no. Aunque sé que en cuanto termine de estudiar el máster me entrarán ganas de hacer algo más. Soy muy feliz en Inglaterra ahora mismo. Si algún día me canso, os aseguro que no tardaré en volver a volar.

Con su gata Cuca.
Con su gata Cuca.

-¿Qué piensa tu familia de tu aventura?
-Yo creo que siguen estando contentos. Sé que es difícil tener un hijo, un hermano, un tío en el extranjero. A mí hay veces que también me cuesta no poder tener a los míos en el día a día. Pero siempre me gusta ver las cosas desde el lado positivo. Si no viviese en Inglaterra mi madre nunca habría viajado más allá de Faro. Mis familiares más cercanos y amigos me han visitado en varias ocasiones y tengo recuerdos fabulosos. Inglaterra y España están más cerca de lo que nos imaginamos. De hecho, creo que me voy a traer a la familia aquí de uno en uno: de momento, mi prima Ana se ha venido a vivir con nosotros y ya ha encontrado trabajo. A ver quién es el siguiente… Si logro convencer a mi hermano pequeño, ¡mi madre nos borra del libro de familia!

Sabe que su familia y amigos le comprenden.
Sabe que su familia y amigos le comprenden.

-¿Y tus amigos?
-Pues lo mismo. Supongo que echan de menos lo mismo que yo: los achuchones, los abrazos, los ‘ahora bajo’, las noches hasta las tantas charlando… Pero lo llevamos bastante bien, yo creo. Y del mismo modo, también ellos vinieron a visitarme. Cuando soy yo el que bajo a Huelva, exprimimos el tiempo al máximo. Tanto que ¡estoy deseando volver a Inglaterra para poder dormir!

-¿Cuáles son tus planes futuros?
-De momento quedarme aquí y ya la vida dirá. Ha habido momentos en los que me ha apetecido mucho intentar hacer una vida en Australia. Pero de momento han podido más las ganas de seguir en Europa que las de salir. Me gustaría seguir viviendo en Windsor. Desde el punto de vista profesional, en Inglaterra existen muchas oportunidades y especialidades para las matronas. Me gustaría probar un poquito de todo y quedarme con lo que más me guste. Tal vez me plantee algo que esté relacionado con la investigación algo más adelante.

-Por tanto, por ahora no volverás a Huelva…
-He estado recientemente, para pasar las navidades con la familia. De momento no tengo planes, aunque os puedo asegurar que en verano me voy a pegar una sobredosis de playa.

Recuerda mucho la playa de Huelva.
Recuerda mucho la playa de Huelva.

-¿Qué es lo que más echas de menos de Huelva?
-Uh… de España, evidentemente echo de menos a la familia y amigos más que nada… De Huelva en concreto, echo de menos la luz, los chocos, los gambones, las habas enzapatás, el pescado fresco, el café… Creo que si sigo indagando en mi cerebro termino haciendo las maletas y ¡me vuelvo hoy mismo!

Recomienda sí o sí salir fuera de España.
Recomienda sí o sí salir fuera de España.

-A pesar de ello, ¿recomiendas a la gente salir fuera?
-Definitivamente SÍ. Hay que salir de casa, si se puede. He comentado con anterioridad los motivos por los que yo me fui y creo que por ellos mismos deberían de salir los demás. Vivir fuera de aquello a lo que estamos acostumbrados le hace a uno más fuerte. Hay que aprender que existen más cosas que aquellas que nos cuentan los libros, que existen más culturas en el mundo, que tal vez exista una comida que nos guste más que la tortilla de patatas.
Entiendo que es muy difícil plantearse algo tan grande cuando existen responsabilidades familiares y económicas de las que depende esa decisión. Pero si no hay nada que te ate a España ahora mismo, Inglaterra ofrece muchas oportunidades y permite conocer mucho mundo. Eso sí, hay que estar preparados para trabajar duro y pasarlo regular durante un tiempo. La excusa del idioma no es suficiente: pensad en la cantidad de inmigrantes que existen en nuestro país y lo rápido y bien que terminan hablando la lengua. Hay que ser parte de esa minoría que deja todo detrás y deciden dar el gran paso de vivir en otro país, para entender al completo los problemas a los que ellos se enfrentan. Hay que echar de menos Huelva, su comida, su gente, sus calles, los olores de la pescadería…, para volver de vacaciones y disfrutar de todas esas pequeñas cosas que antes pasaban desapercibidas.

Consejos de Antonio para los onubenses.
Consejos de Antonio para los onubenses.

-Para terminar: un mensaje a los onubenses.
-Escuché una vez algo que me dejó marcado y sigo repitiéndome lo mismo los días en los que no tengo muy claro de dónde vengo o a dónde voy. Su traducción al español consistiría en algo así: ‘Las decisiones que tomamos, no los cambios que aceptamos, determinan nuestro destino’.
Teniendo esto en cuenta, a la vez que las circunstancias económicas por las que el país está pasando, el mensaje para la gente de mi tierra es el siguiente: Sé que algunos de vosotros que lo estáis pasando muy mal por la crisis. A aquellos a los que os es imposible dejar el país, os mando muchísima fuerza y esperanza para pasar esta mala racha; ojalá mejoren las cosas y podamos volver a la normalidad cuanto antes posible. A aquellos otros que tenéis libertad y posibilidad de salir de casa, de veras os animo a que probéis a vivir en otro país. Creo que la experiencia es inigualable e indescriptible. Así que en cuanto terminéis de leer este artículo, buscar un destino y la forma de llegar a él… ¡Y sólo mirad atrás si os habéis olvidado la maleta! No existen peros ni es qués. España estará ahí siempre… Así que ya volveremos más adelante.




3 Responses to "Antonio Sierra Garrocho, un palermo que trabaja como matrona en un hospital inglés"

  1. Carmen Oana Zota   27 enero 2014 at 7:04 pm

    Felicidades chico,te lo mereces!Mucho animo y suerte!!

    Responder
  2. juanjo   27 enero 2014 at 9:57 pm

    me alegro antonio, mucho animo y aun me acuerdo de ti cuando stabas en la banda de musica y a veces pregunto por ti a tu padre un abrazo campeon

    Responder
  3. gema cabeza   27 enero 2014 at 10:42 pm

    hola antonio!!!!!!!! me alegro mucho por ti….. nunca dude que llegarías lejos en tu profesión, enhorabuena por tener trabajo pero sobre todo por hacer lo que realmente te gusta te lo mereces. eres un encanto…… muchos besos y suerte!!!!!!!

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.