Estefanía Lopa, una profesora onubense que trabaja en un Liceo francés situado en la mítica ciudad marroquí de Casablanca

Estudió Educación Física en Madrid, carrera que finalizó en Burdeos gracias a una beca Erasmus. Fue su primera salida al extranjero, puesto que posteriormente se marchó a Australia y, en la actualidad, vive en Marruecos. Esta semana, Estefanía nos cuenta su experiencia tras cuatro años y medio fuera de España.

Estefanía Lopa siempre tuvo inquietudes para viajar y conocer otras culturas. En esta imagen, en Australia.
Estefanía Lopa siempre tuvo inquietudes para viajar y conocer otras culturas. En esta imagen, en Australia.

Mari Paz Díaz. Estefanía Lopa es una onubense que tras finalizar sus estudios de Bachillerato decidió marcharse a Madrid para estudiar Educación Física (INEF). Cuando todavía le quedaba un año de estudios, le concedieron una beca Erasmus para Burdeos, lo que le permitió acabar la carrera en Francia y aprender un idioma, el francés.

Estefanía, con un pueblo bereber en Marrakech.
Estefanía, con un pueblo bereber en Marrakech.

Fue su primera experiencia en el extranjero, tras la que regresó a Huelva para continuar con sus estudios de postgrado. Pero, Estefanía tenía ganas de viajar y de conocer otros mundos, por lo que un año después se marchó a Australia, donde pasó un año y medio. Ese gran salto le permitió perfeccionar su inglés y conocer gente de diferentes culturas.

La joven se marchó hace un año y medio a Marruecos.
La joven se marchó hace un año y medio a Marruecos.

Ya de vuelta en Huelva se marchó un fin de semana de vacaciones a Marruecos y se dio cuenta de que era un país con un gran potencial y cerca de casa, por lo que no dudó en irse de nuevo. Esta vez lo hacía como profesora de Educación Física en un Liceo francés situado en la mítica ciudad de Casablanca.




Con serpientes, en Marrakech.
Con serpientes, en Marrakech.

Un bagaje interesante que ha llenado de vitalidad a esta joven onubense, que esta semana nos cuenta su experiencia a lo largo de estos cuatro años y medio que, entre una estancia y otra, ha estado en el extranjero. Una aventura que le ha permitido conocer nuevas culturas y aprender idiomas, entre otras muchas vivencias.

En la ciudad marroquí de Chefchaouen.
En la ciudad marroquí de Chefchaouen.

-¿Cómo fue tu aterrizaje en Marruecos?
En cuanto al idioma no tuve mucho problema, porque la zona de Casablanca fue protectorado francés, por lo que se habla como primer idioma el marroquí o darija, un dialecto del árabe clásico, y, como segundo, el francés, que ya había aprendido durante mi estancia en Burdeos. Por el contrario,  de árabe no tenía ni idea, pero después de un año y medio aquí comprendo bastantes sonidos, así que me defiendo con palabras básicas. Eso sí, me resulta imposible mantener una conversación, dado lo diferente que es con respecto a una lengua que procede del latín.




Puesto de plátanos en el sur de Marruecos.
Puesto de plátanos en el sur de Marruecos.

-¿Cuál es el balance de tu experiencia?
-Positivo. La diversidad te hace aprender muchas cosas y, aunque haya momentos malos, los buenos los recompensan.

-¿Cómo es vivir en Marruecos?
Por un lado, tiene muchas similitudes con Andalucía, dada la herencia árabe que tenemos, especialmente en cuanto a tradiciones y al carácter abierto de sus habitantes. Pero, por otra parte, existe la barrera de la religión musulmana, que hace que en algunas ocasiones la  vida sea más difícil, sobre todo para una mujer. Todo ello por no citar que es un país sin la libertad de expresión que tenemos en España.
Sin embargo, el nivel de vida es más barato y la mano de obra cuesta muy poco, lo que te permite vivir muy bien con un sueldo considerado medio en España, al mismo tiempo que disfrutas de un buen clima y de bonitos paisajes.

 Playa de Mohammedia, donde vive actualmente.
Playa de Mohammedia, donde vive actualmente.

-¿En qué ciudad vives?
-Vivo en Mohammedia, una ciudad pequeña situada a las afueras de Casablanca, no muy lejos de Rabat. Lo agradable de esta ciudad es que da al mar, es manejable y no tienes que soportar los atascos y el mundanal ruido de Casablanca. Tengo que hacer media hora de coche todos los días para llegar a mi trabajo, pero me compensa.

Las vistas desde su casa.
Las vistas desde su casa.

-¿Y cómo son los ciudadanos?
El carácter marroquí es muy extrovertido, lo que hace que a menudo la gente entable conversación en la calle sin más y te abra las puertas de su casa. Pero, al ser un país aun en vías de desarrollo, no existe como tal la clase media. Hay grandes diferencias sociales, mucha gente pobre y sin cultura que no conoce otra cosa que Marruecos. Luego hay una minoría muy rica, que vive en mansiones, conduce coches de lujo y adora viajar al extranjero.

Estefanía Lopa, en su lugar de trabajo, en Casablanca.
Estefanía Lopa, en su lugar de trabajo, en Casablanca.

-¿Cuál es la imagen que tienen de España?
El ser el país vecino, y teniendo en cuenta nuestra historia, consideran a los españoles muchos más cercanos o parecidos a ellos, que cualquier otro europeo. Además de que son grandes seguidores del deporte español, en concreto del fútbol.

Estefanía junto a unas niñas de un pueblo bereber en Marrakech.
Estefanía junto a unas niñas de un pueblo bereber en Marrakech.

-¿Qué estás haciendo en estos momentos?
Soy profesora de Educación Física en un Liceo francés de Casablanca. Me gustaría comentar, para quien lo desconozca, que los liceos franceses son colegios privados, con un coste elevado para el nivel de vida de Marruecos,  lo que hace que sólo tengan acceso familias de clase alta o expatriados, que desean para sus hijos una educación con valores occidentales.

Con un kaftan, traje típico de una boda marroquí.
Con un kaftan, traje típico de una boda marroquí.

-¿Te has marcado algún nuevo objetivo o reto?
-Por el momento no. Simplemente continuar aprendiendo en mi trabajo y aprovechar las vacaciones estivales para viajar y conocer otros países.

La joven, en Australia, prueba de que le encanta viajar.
La joven, en Australia, prueba de que le encanta viajar.

-¿Qué piensa tu familia de tu aventura?
-Ya están muy acostumbrados a mis aventuras, así que están contentos de que yo sea feliz y de tener esta oportunidad de trabajo.

-¿Y tus amigos?
-Hay opiniones para todo. Hay algunos detractores a causa de que me haya marchado a un país musulmán. Y, por el contrario, hay otros que lo encuentran una aventura muy exótica. En general, están contentos de que me vaya bien.

La profesora no piensa volver a Huelva a vivir en breve, sólo de vacaciones.
La profesora no piensa volver a Huelva a vivir en breve, sólo de vacaciones.

-¿Cuáles son tus planes futuros?
-Por el momento, estoy bien aquí y no tengo planes de cambiar. Pero nunca se sabe. Tengo la suerte de trabajar para una organización que tiene una red mundial, lo que me permite pedir un traslado a otro país si lo deseo.

Tienda de especias en Marrakech.
Tienda de especias en Marrakech.

-Por tanto, no piensas volver a Huelva en breve…
-La verdad es que a vivir, no. Por el momento, sólo de vacaciones.

-¿Qué es lo que más echas de menos de Huelva?
Las compras y el salir a pasear tranquilamente, sentarte en cualquier terraza a beber una cerveza y tomar una tapa de jamón, cosa difícil aquí.

Estefanía Lopa anima a los onubenses a salir fuera.
Estefanía Lopa anima a los onubenses a salir fuera.

-Con sus pros y sus contras, ¿recomiendas a la gente salir fuera?
Por supuesto. Es una gran experiencia y aprendes muchas cosas nuevas, además de cambiar las ideas.

-Para terminar: tu mensaje para los onubenses.
Que aunque la vida en Huelva es agradable, que se animen a viajar y aprender idiomas, que hay muchos lugares maravillosos por descubrir, especialmente en estos tiempos difíciles.

 




12 Responses to "Estefanía Lopa, una profesora onubense que trabaja en un Liceo francés situado en la mítica ciudad marroquí de Casablanca"

  1. Jesús Copeiro   16 diciembre 2013 at 9:10 am

    Bonito reportaje y excelentes fotografías. Mucho éxito en tu estancia en Marruecos. Jesús Copeiro.

    Responder
    • Estefania Lopa   17 diciembre 2013 at 12:11 am

      Gracias Jesús! María Paz ha hecho un excelente trabajo.
      Un saludo

      Responder
  2. Diego Lopa   16 diciembre 2013 at 10:07 am

    Precioso y excelente reportaje, Felicitaciones a Mari Paz Díaz. Estefanía se alegrará mucho cuando se vea en la prensa digital de “su tierra”.

    Responder
  3. Mamen Ortíz   16 diciembre 2013 at 1:33 pm

    Desde Sevilla nos alegramos mucho que te vaya tan bien. Siempre fuiste una aventurera desde bien pequeñita.
    Siendo yo una de esas amigas que no le gustaba mucho tu nuevo destino, tengo que reconocer que después de leer este reporaje ha cambiado mi opinión.
    Un beso grande y se te echa de menos. ????

    Responder
    • Estefania Lopa   17 diciembre 2013 at 12:13 am

      Muchas gracias por tu mensaje Mamen, me alegro que te guste.
      Un abrazo y nos vemos pronto.

      Responder
  4. Davide   16 diciembre 2013 at 6:56 pm

    Y yo tuve la suerte de conocer Stefi en uno de sus primeros viajes a Marruecos y de acogerla en mi casa unos cuantos dias.. en la mismaMohammedia que ahora hecho tanto de menos. Me alegra leerte guapa, mucha suerte!

    Responder
    • Estefania Lopa   17 diciembre 2013 at 9:56 am

      Muchas gracias Davide, fuiste de gran ayuda en mis primeros viajes.
      Cuídate.

      Responder
  5. kareem Gimon   16 diciembre 2013 at 8:26 pm

    Desde Venezuela,asi es como se logran todas las metas y vives y conoces todo lo bueno y malo de cada pais,te deseo lo mejor y que sigas asi.

    Responder
    • Estefania Lopa   17 diciembre 2013 at 10:00 am

      Muchas gracias Kareem,
      Cuídate

      Responder
  6. Estefania Lopa   17 diciembre 2013 at 10:10 am

    Magnífico trabajo de María Paz Díaz, me ha encantado el reportaje.

    Responder
  7. Rosario gonzalez   21 diciembre 2013 at 10:30 pm

    Me ha gustado mucho el reportaje de esta guapísima aventurera.
    Te deseo mucha suerte entodo

    Responder
  8. pepe   30 octubre 2014 at 11:36 pm

    Hola estefania e leido el reportaje y me parece fenomenal y mas tratandose de una paisana yo soy de jerez de la fra. no se qe tienpo hace de este reportaje pero bueno el caso es qe yo ahora tambien vibo en mahammedia,aqui en sables junto ala playa.y me encantaria conocerte si estas todavia poraqui. un abrazo de un español qe a tenido qe benirce a qui a trbajar.Pepe

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.