Las obras de restauración del Castillo de Aracena pretenden convertirlo en foco turístico de la zona

El proyecto, que se inscribe dentro de las acciones previstas con motivo de la conmemoración del centenario de la Gruta de las Maravillas en 2014, implicará además recuperar una parte del patrimonio histórico de la Sierra.

Las obras supondrán un incentivo turístico.
Las obras supondrán un incentivo turístico.

Redacción. El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo y el alcalde de Aracena, Manuel Guerra, han visitado las obras de conservación y restauración que se están acometiendo en el alcázar del Castillo de la localidad serrana. Se trata de las primeras obras de esta naturaleza que se acometen a partir de la aprobación, en 2010, del Plan Director del Recinto Fortificado de Aracena, elaborado gracias al acuerdo de la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura con el Ayuntamiento en 2009, y que marcó la hoja de ruta de las actuaciones a acometer para la recuperación y uso patrimonial y turístico de este referente monumental de la ciudad.

El presupuesto de esta intervención sobre el Recinto Fortificado del Castillo de Aracena asciende a 350.000 euros, financiados por el Grupo de Desarrollo Rural ‘Sierra de Aracena y Picos de Aroche’, con fondos del Programa LIDERA y por el propio Ayuntamiento de Aracena a través de los recursos conseguidos del Fondo Financiero del Estado para la Modernización de Infraestructuras Turísticas.

Caraballo y durante la visita al Castillo.
Caraballo y Guerra durante la visita al Castillo.

Para el presidente de la Diputación, esta actuación supondrá un revulsivo para la oferta turística tanto de la localidad de Aracena como para el resto de la comarca, ya que, “no sólo se enriquecerá el patrimonio de la localidad serrana sino que se contribuirá a revitalizar el sector turístico gracias a este nuevo aliciente para el viajero”.




En la misma línea se ha pronunciado el alcalde de Aracena, que ha explicado que el proyecto, que se inscribe dentro de las acciones previstas con motivo de la conmemoración del centenario de la Gruta de las Maravillas en 2014, implicará, no sólo recuperar una parte de nuestro patrimonio histórico, sino ponerlo en valor para incrementar y mejorar nuestra oferta turística. Además, ha dicho, tiene un enorme significado, por incidir en un elemento clave de la riqueza monumental, “seña de identidad de Aracena y del patrimonio sentimental colectivo de todos los aracenenses”.

Los trabajos que se están ejecutando han venido precedidos de una importante intervención arqueológica, realizada durante el pasado año bajo la dirección de Eduardo Romero Bomba, Timoteo Rivera Jiménez y Omar Romero de la Osa Fernández, fundamental para abordar el proyecto de actuación, cuya redacción ha corrido a cargo de la arquitecta Inmaculada Jiménez Aguilar, autora también del referido Plan Director.




Fruto de esas excavaciones arqueológicas han sido, no sólo la documentación de las estructuras murarias del propio recinto fortificado -en gran medida desaparecidas por los avatares históricos, y en parte reconstruidas en la intervención llevada a cabo a principios de los años 70 del pasado siglo-, sino también el hallazgo de un importante poblamiento islámico, principalmente de época almohade, previo a la edificación de la fortaleza, cuya consolidación y puesta en valor se ha incluido también en el proyecto, incrementando la complejidad del mismo al tener que integrar en un mismo espacio los elementos constructivos de periodos históricos distintos.




One Response to "Las obras de restauración del Castillo de Aracena pretenden convertirlo en foco turístico de la zona"

  1. Alez   11 diciembre 2013 at 7:51 pm

    Más allá de que algo bueno tiene que salir de ahí…

    Tengo entendido que, reconstrucción de muros aparte, el interior es un despropósito de acero corten y vidrio. Pregunto yo: ¿si a ustedes se les cae parte del techo de su casa, reponen las tejas y el tipo de superficie interior o hacen un parche de acero para no falsear la historicidad de su casa?

    El día que esta absurda corriente arquitectónica cambie nos vamos a dar de chocazos. Del lado estético, hablando de falsos históricos, cuando las obras son interpretadas al ser contempladas en su integridad (que se lo digan a los restauradores de cuadros); y del lado económico, nos nos engañemos que, al final, las intervenciones no dejan de ser un reflejo de todo lo demás de nuestros tiempos, funcionalidad y productividad. La diferencia es que en otros ámbitos dará igual cuando se pase la etapa, pero en casos como estos a veces se toman medidas incorregibles.

    Mira que tienen restauraciones de castillos como ejemplo…

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.